MIGUEL “EL SOBERBIO” (FUNCION PUBLICA ¿CUESTIONADA?)

Miguel, el “soberbio”De espaldas a las buenas formas, el Secretario de la Función Pública, Miguel Agustín López Camacho, no quiere que nadie le haga sombra y ha iniciado un acoso y persecución contra quienes, eventualmente, podrían estropearle el camino. La función que le fue encomendada por el gobernador Manuel Velasco Coello está haciendo “agua”. El trabajo de generar confianza al transparentar la gestión pública para que la ciudadanía tenga la posibilidad de conocer en qué se invierten los impuestos es hoy una utopía. Miguel, el “Soberbio” como llaman en voz baja a este funcionario amenaza con correr funcionarios que tienen la “osadía” de ser contestatarios. ¿Cuál será el compromiso del gobernador para sostenerlo? Ha decidido, este funcionario, violando todas las formas, fondos y mecanismos institucionales de trabajar sólo con los directores y ha dejado a los subsecretarios como meras figuras decorativas a quienes maltrata, denigra, denosta.A tono con sus inquietudes personales, López Camacho decidió contratar seis edecanes. ¿Cómo las financia? ¿Con recursos de cinco al millar (dinero destinado para fiscalizar obras) o partidas secretas? No figuran, estas empleadas, en una planilla. Están a la disposición del jefe y van de un lado a otro mostrando sus hermosas figuras. Mientras contrata con poca transparencia a guapas jovencitas, sin someterse al escrutinio público, en un poco de transparencia pública, el funcionario decidió mejorar su calidad de vida y ordenó allegarse un conjunto de mujeres y entre sus subalternos se reclama “transparentar” la información a favor de los chiapanecos. Pero el funcionario no hace ningún caso o recomendación de sus subsecretarios y a algunos los margina y no los toma en cuenta en las decisiones de la institución. Ningunea al Subsecretario Jurídico y de Prevención, Alejandro Culebro Galván, hijo del economista y ex diputado federal Javier Culebro Siles, ex alto funcionario de la CONASUPO. López Camacho es sostenido contra viento y marea a pesar de que tiene en su historial, poco transparente, haber sido inhabilitado en marzo de 2002 por la Contraloría General de Gobierno junto con el excontralor de gobierno Jorge Santiago Zenteno y Alberto León Moreno, ex subcontralor y ex jefe de la unidad de apoyo administrativo, durante el gobierno de Roberto Albores Guillén. La denuncia está contenida en el procedimiento administrativo número 127/DPA/2001 por lo que la Contraloría interpuso una demanda penal ante la Procuraduría de Justicia del Estado, según consta en la averiguación previa número 068/ AMPJ/2002, por los delitos de fraude en contra del patrimonio público del Gobierno del estado. O sea que una persona que tiene ese oscuro historial es ahora el encargado de vigilar, desde la Función Pública, a miles de funcionarios. Pero mientras Miguel López Camacho está “preocupado” en sus asuntos personales y de que haya mujeres a su alrededor, ha emprendido, de otro lado, el despido de eficientes personas que, por temor, no lo denuncian públicamente por temor a represalias. Una ex funcionaria, despedida por órdenes del jerarca de la Función Pública, solicitó la urgente intervención del gobernador. Ella acusa al titular de la Función Pública de “acoso” y “hostigamiento laboral”. En la carta en poder de este columnista señala que ingresó a la dependencia el 16 de agosto del año de 1997, desempeñándose como Mando Operativo “J”, teniendo a su cargo la Coordinación “C”, adscrita a la Dirección de Responsabilidades. El 9 de junio del año en curso fue objeto del trato más denigrante que una mujer y madre trabajadora haya sufrido, ya que siendo aproximadamente las 14:00 horas su jefe inmediato Gustavo Saldaña Rodríguez, Director de Responsabilidades convocó a su oficina, a través de su subalterno Juan Carlos Castro Alegría, y tras ingresar la afectada a la oficina del primero fue encerrada con llave. En la oficina se encontraba presente tanto el Director, su subalterno, el licenciado Raúl Rodolfo Camacho Juárez y la denunciante procediendo el Director a intimidarla diciéndome que el Secretario le había instruido de poner orden y que habían detectado irregularidades en dos procedimientos que se substancian en la Coordinación al cargo de la dama quien explicó que se encontraban prescritos. Con posterioridad a la “encerrona” de que fue objeto la afectada solicito audiencia con el Subsecretario Jurídico y de Prevención, licenciado Alejandro Culebro Galván, y él prometió reubicarla pero la arremetida continuó y Castro Alegría le exigió entregarle los expedientes que tenía a su cargo y, posteriormente, fue objeto por parte de esta persona de un trato indigno y humilló a la servidora pública delante de su hijo de cinco años, obligándole a entregar el mobiliario que tenía la afectada bajo su resguardo. Del tema fue enterada, por escrito, la señora Leticia Coello de Velasco, Presidenta del DIF Estatal, para su conocimiento e intervención, pero a la fecha no hay un pronunciamiento al respecto e igualmente fue informado Culebro Velasco, la licenciada Sasil de León Villard, Secretaria para el Desarrollo y Empoderamiento de las Mujeres y el licenciado Juan Oscar Trinidad Palacios, presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos.
 Si el tema es analizado por el gobernador de Chiapas, el futuro del Miguel, el “soberbio” podría estar sellado y sería cuestión de tiempo su reemplazo del cargo. joseluiscastillejos@gmail.com@jlcastillejos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s